Trazabilidad de procesos de negocio

En la versión 3.3.0 Moonwalker de la Onesait Platform hemos incorporado una nueva funcionalidad que nos permite monitorizar la ejecución de procesos, lo cual es muy útil si tenemos procesos que se ejecutan periódicamente y queremos saber si se han realizado correctamente las operaciones del proceso o si ha habido algún problema en alguna de las ejecuciones.

En esta primera versión se ha tenido en cuenta las operaciones con Entidades (insert, update, delete) desde distintas fuentes de datos (IoTBroker, Dataflow, etc.)

A continuación vamos a ver un ejemplo sencillo de su uso.

Creación de un proceso

Para dar de alta un proceso se accederá a la opción de menú Data Governance > My Process Traceabilities, y accederemos al formulario de creación a través del botón «+».

En el formulario de creación se podrá configurar por un lado la periodicidad de la ejecución del proceso, y por otro las operaciones. En cuanto a las operaciones, existen varias combinaciones de configuración:

  • Activated from/to: es posible seleccionar un intervalo de fechas para la ejecución del proceso; sólo durante ese periodo se lanzará la monitorización de dicho proceso. En el caso de dejar estos campos vacíos se ejecutará siempre y cuando el campo Active esté habilitado.
  • Active Process: indica si la trazabilidad del proceso está activa o no; sólo se comprobará el estado del proceso si se encuentra activo.
  • Filter by field: indica que se quiere filtrar las operaciones según un campo predefinido. Esto es útil cuando tenemos varios dispositivos realizando operaciones sobre una misma ontología y solo queremos tener en cuenta uno de ellos para la monitorización del proceso.
  • Ordered execution: indica si las operaciones definidas después tienen que ejecutarse de manera ordenada o si por el contrario nos da igual el orden de ejecución.
  • Check executions: indica si cuando se verifique la ejecución del proceso hay que tener en cuenta el número de ejecuciones de cada operación o no. En el siguiente ejemplo se ha configurado para que la operación «insert» tenga dos ejecuciones, lo que quiere decir que para que se verifique dicha operación tienen que insertarse dos instancias en la ontología indicada.

Una vez seleccionada la configuración de las operaciones, se pasará a definir dichas operaciones a través del formulario:

  • El tipo de operación.
  • La entidad sobre la que se ejecutará la operación.
  • El campo por el cual queremos filtrar las operaciones. Los campos se corresponderán con los campos de la ontología seleccionada. Esta opción solo está habilitada cuando se seleccione la opción «Filter by field» y no se tendrá en cuenta en las operaciones del tipo «delete». Es importante que el campo seleccionado sea un identificador único.
  • El valor por defecto que deberá tomar el campo seleccionado anteriormente para que se valide la operación. Hay que tener en cuenta que el identificador tiene que ser un campo alfanumérico.
  • La fuente de la ejecución.
  • El número de ejecuciones en el caso de estar habilitado el check «Check Executions».
  • La posición en el caso de estar habilitado el check «Ordered execution».

Visualización de un proceso

Una vez creado el proceso, se podrá acceder a la visualización del mismo a través del listado. Aparecerá por un lado un diagrama de cajas que representarán nuestro proceso:

  • En el caso de ser un proceso ordenado, las operaciones aparecerán unidas y en orden.
  • En el caso de un proceso NO ordenado, las operaciones aparecerán desvinculadas unas de otras.

En dicho diagrama se podrá apreciar de manera visual el último estado de cada una de las operaciones con un código de colores (verde si ha ido bien, y rojo si ha ido mal).

Además, seleccionando una de las operaciones directamente sobre el diagrama, podremos obtener información sobre la operación, así como su último estado y el mensaje de error en el caso de haber fallado la ejecución de la operación.

Por otro lado, tendremos un listado con el histórico de todas las ejecuciones de los proceso, desglosado por operaciones y ordenado por defecto de manera descendente. En el caso de que una de las operaciones haya fallado, aparecerá un icono de información al lado de la operación y aparecerá el mensaje de error de la ejecución.

Además, los datos de la trazabilidad de los procesos se almacenan en la entidad de auditoría del usuario, por lo que se podrán consultar todas las ejecuciones de un proceso a través del QueryTool e incluso se podría incluir en un Dashboard.

Para conocer con mayor profundidad sobre la trazabilidad de procesos de negocio, contamos con un tutorial extendido en nuestro Portal de Desarrollo.


Imagen de cabecera: Marten Bjork en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.