Despliegue de Plataforma usando la Cloud de Orange

Hoy os queremos hablar un poco sobre la Cloud que ofrece Orange, la empresa de telefonía y servicios. A lo largo de esta entrada, vamos a crear un clúster de Kubernetes y las bases de datos necesarias para desplegar la Onesait Platform usando los servicios que proporciona dicho Cloud de Orange.

Si estamos familiarizados con la infraestructura de otras Cloud, como Azure u otras basadas en Kubernetes, podremos observar que los pasos a realizar no son muy diferentes.

Entre las diferentes posibilidades que ofrece Orange en sus servicios Cloud, vamos a trabajar con el denominado como Flexible Engine, una solución completa y avanzada para aquellas organizaciones que requieren de un servicio de nube securizado, flexible, rápido y que garantice la disponibilidad total de sus servicios digitales.

Los pasos que vamos a seguir van a ser éstos:

  • Crear y configurar el clúster.
  • Crear las bases de datos.
  • Desplegar servicios de la Plataforma.

De todos los servicios principales de los que se dispone en Flexible Engine, vamos a usar los siguientes:

Crear y configurar el clúster

La creación del clúster puede dividirse en dos procesos a grandes rasgos: la creación de los elementos propios del clúster, y la creación o selección de la red que utilizará.

La Cloud de Orange nos proporciona una red virtual a partir de la cual podremos tener acceso a internet, permitir que nuestros servicios se comuniquen y la creación de reglas específicas de seguridad. Crear una de estas redes virtuales es muy sencillo, ya que únicamente hay que fijar el rango de la red y de la subred que estamos creando.

Una vez creada la red es importante crear una IP pública para asociarla luego al clúster cuando lo estemos creando, para que de esta manera podamos acceder al clúster de manera externa.

Seguidamente, para que los servicios que vayan a utilizar esta red virtual tengan salida a internet, vamos a crear un NAT Gateway para dicha red. De esta manera, tendremos la configuración de red básica para poder trabajar en el clúster.

Para crear el clúster, navegaremos hasta el apartado de Cloud Container Engine.

En primer lugar especificaremos las características del clúster. Podremos elegir, por ejemplo, si el clúster dispone de varios nodos maestros (en caso de que uno falle, se puede seguir usando sin afectar al rendimiento). Configuraremos la red que hemos creado y podremos asociar al clúster una de las IP públicas que hemos creado anteriormente.

A continuación, y de manera opcional, podremos llevar a cabo la creación de nodos. Podremos crear varios y elegir el tamaño tanto de memoria y CPUs como de disco. Para finalizar, se nos mostrarán detalles de nuestro clúster y empezará la creación del mismo. En unos pocos minutos estará listo.

Cuando finalice, si entramos de nuevo en el apartado Cloud Container Engine podremos ver un panel de mando con los datos de nuestros clústeres.

Crear las bases de datos

La Cloud de Orange proporciona, como servicios de Kubernetes, tanto bases de datos relacionales como documentales. Para el despliegue de la Plataforma en este entorno, hemos creado y desplegado ambas bases de datos integrándolas con el resto de servicios de forma inmediata.

La creación de ambas es bastante intuitiva, ya que solamente deberemos elegir las correspondientes versiones, elegir si las queremos en alta disponibilidad y fijar las contraseñas para el usuario administrador.

Desplegar servicios de la Plataforma

Con el clúster y las bases de datos creadas, vamos a desplegar la Plataforma siguiendo nuestra estrategia basada en Helm Charts, algo sobre lo que hemos comentando previamente en el blog tanto para la versión enterprise como en la versión de comunidad.

En este caso, nos conectamos al clúster desde nuestro local, configurando el contexto de Kubernetes con la configuración del clúster, y desplegaremos los servicios.

Cuando finalice, podremos ver nuestros servicios desplegados:

Como veis, gracias a Kubernetes es bastante sencillo desplegar la Onesait Platform en un entorno Cloud, sin importar realmente a quién pertenece dicho Cloud.

Esperamos que os haya parecido interesante y, si tenéis cualquier duda o consulta, dejadnos un comentario al respecto.

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *